Descripción del proyecto

La ingesta de un determinado alimento puede provocar en el organismo una reacción inesperada de alergia que podemos no percibir de forma clara. Una hipersensibilidad alimentaria puede manifestarse de dos maneras:

  • Alergia alimentaria.  Se produce cuando uno o más alimentos afectan al sistema inmunológico, haciendo que este se active con el alérgeno causante que provoca reacciones en el sistema (picor, tos, trastornos respiratorios, etc.). Cuando se produce dicha alergia, debe eliminarse el alimento del cuerpo.
  • Intolerancia alimentaria.  Es un tipo de hipersensibilidad no alérgica, en la cual pueden estar involucrados tanto mecanismos inmunológicos, como tóxicos, enzimáticos o psicológicos, entre otros, y que afecta al metabolismo, por lo tanto nos puede engordar.

¿Por qué se produce la intolerancia alimentaria?

La intolerancia alimentaria se produce cuando el cuerpo no es capaz de digerir correctamente un alimento o uno de sus componentes.

A nivel intestinal, el sistema inmune debe discriminar entre aquellas substancias (antígenos) que son nocivas y aquellas que son beneficiosas para el organismo. No obstante, una sensibilización inapropiada propicia la generación de anticuerpos frente a las proteínas de los alimentos o la flora intestinal de la persona. Esto podría conducir a enfermedades crónicas difíciles de diagnosticar.

Un gran número de personas presentan algún grado de sensibilidad frente a distintos alimentos. No obstante, en muchas ocasiones esta resulta indetectable si no se someten a un análisis específico.

El test se basa en una sencilla extracción de sangre, mediante la cual se podrá conocer cuáles son los alimentos potencialmente nocivos para el paciente. De esta manera, se facilitará al doctor una información de notable valor, ayudándole a una evaluación más concisa y a una mejor prescripción dietética.

En el informe, según los niveles de respuesta de los anticuerpos, cada alimento genera una barra progresiva de diferente color:

  • Alimentos que se deben evitar: es recomendable eliminarlos de la dieta durante 6 meses e ir introduciéndolos posteriormente de manera progresiva.
  • Alimentos que se deben variar: se incluyen los alimentos que presentan un bajo nivel de anticuerpos. Es aconsejable consumirlos como máximo cada 4 ó 5 días.
  • Alimentos que se pueden tomar sin restricción: son todos aquellos que no generan niveles evidentes de anticuerpos en el organismo, por lo que no hay restricción en su consumo.

Los síntomas que podríamos notar al tener intolerancias alimentarias van desde una simple cefalea a alteraciones de la digestión, alergias varias, dolores articulares, cansancio… y en definitiva muchas veces lo que viene a definirse como una inflamación de bajo grado, es decir que internamente vamos presentando a nivel orgánico inflamaciones leves pero que van alterando progresivamente nuestro organismo, pudiendo llegar a provocar en muchos casos enfermedades crónicas.

Más información

Teléfono

93 810 16 10

664 486 879

Formulario

Rellena nuestro formulario y contactaremos contigo

Entrar