Descripción del proyecto

Con los hilos tensores, tanto de PDO (Polidioxanona) como los de Ácido Poliláctico y sus diversas variantes, se ha abierto un nuevo horizonte para tratar la flacidez facial, así mismo como también la corporal.

Los hilos tensores van introducidos en la dermis o subdermis y provocan una reacción de tensión de la piel, que a su vez y al paso del tiempo, mientras están allí introducidos y hasta que se degradan, generan una importante red de colágeno, principal sustrato de la piel perdido con la flacidez.

Tratamiento

Con un estudio previo y preciso de las necesidades de la piel a tratar, la elección de unos hilos u otros es fundamental. Además que al generar colágeno, también disminuyen ostensiblemente las arrugas finas.

Así, podremos tratar zonas como: cara, frente, cuello, papada, escote, brazos, abdomen, zona interna de piernas, banana glútea, zona interna rodillas, etc.

La reincorporación a la vida normal es inmediata, si bien y ocasionalmente pueden existir hematomas residuales por el mismo procedimiento.

Más información

Teléfono

93 810 16 10

664 486 879

Formulario

Rellena nuestro formulario y contactaremos contigo

Entrar